Quemagrasas

Quemagrasas ¿de verdad funcionan?

Quemagrasas
Quemagrasas

Mucho se habla sobre los quemagrasas y uno acaba por preguntarse si realmente funcionan y consiguen realmente quemar esa grasa como prometen.

El tema es lo muy complejo como para resumirlo en un SI o NO, ya que el tema es bastante amplio y además bastante controvertido. Así que vayamos por partes:

Cuando hablamos de quemagrasas podemos referirnos a productos químicos que se venden principalmente en formato cápsula y que se suelen recomendar para incrementar la quema de grasa durante y tras la actividad física. Pero también a alimentos que tienen propiedades que podrían ser también consideradas qremagrasas o a productos cosméticos que afirman tener este mismo efecto. Analicemos cada uno de ellos:

Pastillas Quemagrasas

Hay muchísimos productos en el mercado que se venden normalmente en forma de cápsulas y comprimidos y que según indican sus fabricantes son quemagrasas. Especialmente con la llegada de internet, la venta de pastillas, quemagrasas y productos para adelgazar en general se disparó y en muchos casos podemos encontrar pastillas que supuestamente sirven para adelgazar o para quemar grasa pero que realmente son productos que no han pasado los necesarios controles sanitarios o productos que están prohibidos en nuestros país porque se ha demostrado que son perjudiciales para la salud.

Así que nuestra primera recomendación es que nunca adquieras ningún medicamento que no pudieras adquirir en una farmacia, ya que no puedes tener la garantía de lo que estás tomando y las consecuencias para tu salud podrían ser terribles (no podemos olvidar que se han dado incluso casos de muerte por consumo de sustancias que supuestamente sirven para adelgazar).

En segundo lugar, antes de consumir ningún medicamento hay que estar seguro de que es adecuado para ti, esto sólo tu médico, que es el que tiene acceso a tu historia clínica y a tus análisis te lo va a poder decir. Es cierto que algunos productos pueden adquirirse sin receta, pero incluso en estos casos es conveniente consultar con un médico o al menos leer el prospecto e informarse acerca de los ingredientes que contiene, su utilidad y sus posibles efectos secundarios.

Y por supuesto, si estás embarazada, tienes cualquier enfermedad o estás en tratamiento por cualquier dolencia hay que asegurarse de que no existan incompatibilidades con lo que vas a tomar.

Personalmente, soy bastante reacia a la toma de medicamentos y en este caso de los quemagrasas ninguno de los que conozco me convence y me ofrece la suficiente seguridad como para recomendarlo desde aquí. No quiero decir que uno de farmacia de una firma reconocida y que publique convenientemente sus estudios clínicos no vaya a funcionar, sin embargo si que dudo de que su efecto pueda mantenerse si no se hace frente a otros aspectos, como hábitos tanto alimenticios como de vida.

Alimentos quemagrasas

Sabemos que la alimentación es un factor crucial en la pérdida de grasa y por ende de peso. Y es sabido que algunos alimentos favorecen esta pérdida de grasa. Veamos a continuación cuales son los 15 alimentos quemagrasas más conocidos

Los 15 alimentos quemagrasas

  1. Té verde quemagrasa
  2. Yogur (especialmente acompañado de frutos rojos)
  3. Aceite de oliva
  4. Lentejas
  5. Chile
  6. Pavo
  7. Nueces
  8. Manzanas
  9. Chocolate (mínimo 85%)
  10. Guacamole
  11. Brócoli
  12. Limón
  13. Canela
  14. Tomate
  15. Semillas de Chía

Eso si, ten en cuenta que sólo el hecho de añadir alguno de estos alimentos no va a garantizar la quema de grasa, si el resto de la alimentación no está equilibrada y si no se tienen unos hábitos de vida saludables.

Desde PerderPesoconSalud.com siempre recomendamos primero QUITAR LO QUE TE HACE DAÑO antes que INTRODUCIR UN NUEVO ALIMENTO sólo por sus propiedades beneficiosas. Ya que los malos hábitos alimenticios y de vida, probablemente anularán su efecto o lo harán imperceptible.

Cremas y geles Quemagrasas

De nuevo, volvemos a los químicos y siento deciros que no estoy a favor de ellos…. Es cierto que ciertas cremas y geles pueden mejorar la hidratación de la piel, su tono y elasticidad y que ello sin duda mejora su aspecto y puede incluso rebajar algún centímetro. Pero mi experiencia tras años de lucha contra la obesidad me indica que no es la solución, al menos no la definitiva que es la que siempre busco.

¿Pueden ayudar las cremas quemagrasas como complemento a una dieta? Si, especialmente por la hidratación y tonificación que aportarán a la piel y que la protegerán de los descolgamientos que puede provocar la pérdida de peso.

También es cierto que la investigación avanza mucho y que muchas casas aseguran una pérdida importante de centímetros, pero eso si: ninguna te lo va a garantizar sin una alimentación adecuada ni un estilo de vida saludable. Y si no lo llevas ¿crees realmente que una crema va a solucionarlo?

Otro de los inconvenientes que encuentro de estos productos es su alto precio, que normalmente impiden hacer el tratamiento completo que indica el fabricante. Así que si ni siquiera vas a ser constante con el tratamiento, ni lo vas a completar (quizá comprando hasta 10 tubos de la crema en cuestión por cara que sea… pues quizá debes plantearte si pagar siquiera el primero).

No obstante, si lo que quieres es una crema para acompañar el proceso, nutrir la piel, mejorar su aspecto, la circulación y sobre todo quieres comenzar a darte masajes: Estupendo! En ese caso te recomiendo que optes por una buena crema nutritiva, pero busca una que te guste de verdad: su textura, como huele y que estés cómoda con su precio ¿por qué? pues porque para que sirva de algo debes ser constante y reconócelo: si no te gusta como huele, no te gusta su textura, te fastidia que sea tan pringosa, es demasiado cara o cualquier otra pega que le encuentres, simplemente no te la pondrás. Y lo que si que te puedo asegurar es que si no te la pones puedes estar segura de que no te va a hacer ningún efecto por cara y maravillosa que sea.