Consejos para reducir la celulitis

Eliminar la celulitis
Eliminar la celulitis

La celulitis supone un gran problema no sólo por resultar antiestética , sino porque puede resultar muy dolorosa y peligrosa para la salud. Aunque normalmente está asociada a la obesidad y al sobrepeso también la padecen mujeres delgadas sin problemas de peso.

¿Qué es entonces la celulitis?¿Por qué se produce?¿Realmente es imposible eliminarla? ¿Funcionan las cremas y tratamientos contra la celulitis? Vamos a ello:

¿Qué es la celulitis?

Lo primero que hay que entender es que el término celulitis no es ni siquiera un término médico, esté término comenzó a emplearse en los años 60-70 con el auge de los salones de belleza y con el surgimiento de los primeros tratamientos para tratar de mejorarla.

El término médico real para la celulitis es Lipodistrofia ginecoide y si leemos mínimamente algunos estudios científicos al respecto veremos que las descripciones que hacen de ella difieren bastante de lo que solemos leer en las descripciones de los productos destinados para tratarlos.

En ocasiones nos hablan de la celulitis como un “tipo de grasa en mal estado que se acumula en esas zonas” y esto es sin duda muy ambiguo. Cierto que una de las funciones de la grasa es la de “encapsular” o “atrapar” residuos y tóxicos cuando el cuerpo no es capaz de eliminarlos y que esos tóxicos o residuos pueden degradar la grasa, pero esto no implica que sólo los acumule en las zonas en las que se acumula la celulitis, ni que la grasa de las zonas afectadas sea distinta de la del resto del cuerpo.

De hecho, hay estudios clínicos que han demostrado que la grasa de estas zonas es idéntica a la grasa del resto del cuerpo.

¿Se puede eliminar la celulitis?

Si, se puede eliminar pero para ello no bastará únicamente con un gel o una crema, ni tampoco será algo rápido.

Lo primero que tenemos que entender es que vamos a tener que intervenir tanto en la alimentación como en el ejercicio ¿por qué? Pues en primer lugar porque debemos reducir esa grasa acumulada y en segundo lugar porque tenemos que tonificar los músculos que hay bajo la misma para que mejore.

Con la alimentación, no sólo deberemos buscar una dieta saludable y baja en calorías como se suele recomendar, hay que tener en cuenta que algunos alimentos como la leche que contienen hormonas procedentes de las vacas (y de las hormonas que se les suministra para que den leche continuamente) que interfieren con nuestro sistema hormonal y que inciden directamente tanto en la aparición como en el empeoramiento de la celulitis, además de contribuir a varios procesos de tipo inflamatorio que dificultan también la pérdida de peso.

Por otra parte, todos sabemos (al menos los que llevamos una vida lidiando con el peso) que los cereales y sus harinas nos hacen aumentar de peso y de volumen. Y este aumento de peso produce un empeoramiento (al menos visual) del aspecto de la celulitis. Ya que cada vez el músculo está más alejado de la piel y los “filamentos” que los unen quedan más evidenciados en forma de “hoyitos” de celulitis. Por que no es que la piel se hunda, sino que la grasa empuja hacia arriba (no son huecos que se forman en la piel, sino montañitas).

Por supuesto, está también relacionado con el sistema linfático que es el encargado de eliminar todos los desechos y residuos que genera el organismo. Un sistema linfático ineficiente sin duda empeorará el caso de celulitis. Para mejorar su funcionamiento es imprescindible mantenerse correctamente hidratado y hacer ejercicio moderado (al menos caminar media hora o una hora cada día).

Por último, un aumento de la masa muscular acerca ese músculo a la piel y por tanto destensa esos “filamentos” y hace que los huecos que forman sean menos evidentes. Y esto, por supuesto, sólo puede conseguirse con el ejercicio de fuerza.

Consejos para eliminar la celulitis

Vamos, ahora si, con algunos consejos prácticos para reducir la celulitis:

  1. Bebe mucha agua
  2. Camina 30-60 minutos al día
  3. Sustituye la leche de vaca por leche de avena (nunca soja)
  4. Disminuye el consumo de carne
  5. Haz ejercicios de fuerza al menos 3 veces por semana
  6. Usa una buena crema hidratante de la que te guste: textura, aroma y precio.

¿Sirven las cremas anticelulíticas?

Aunque es imposible afirmar que se han probado todas las del mercado, si que puedo asegurar que he probado muchísimas y en mi caso nunca han eliminado la celulitis.

Si que es cierto que han podido mejorar sensiblemente el aspecto de la piel y hacerla parecer algo más tonificada, pero sinceramente creo que se debe simplemente a que tengo la piel muy muy seca y la hidratación que aportan es lo que hace mejorar su aspecto, además del masaje a través del que se aplica que por supuesto mejora la circulación y por tanto la celulitis.

Si bien es cierto que no he notado diferencias entre una crema hidratante normal y una anticelulítica (hablo siempre desde mi experiencia y repito que es imposible probarlas todas). Y es por esto que mi consejo es optar por una buena hidratante que proteja y tonifique nuestra piel, y aplicarla siempre con un buen masaje.

¿Ayuda a combatir la celulitis la exfoliación y el cepillado de la piel?

La exfoliación siempre mejora el aspecto de la piel, eso si realizado de forma prudente no puedes exfoliarte a diario teniendo una piel sensible… Además mejora la absorción de tratamientos posteriores.

Tenemos infinidad de productos exfoliantes en el mercado que van desde esponjas exfoliantes y los clásicos guantes de crin a carísimos geles y cremas Scrub (que es como se llama en inglés al exfoliante y que parece que a los fabricantes tanto les gusta el término).

Mi consejo es que uses el que más cómoda te haga sentir (para que no lo dejes, recuerda que la constancia es lo más importante, así que mejor que sea sencillo y barato), yo como mantenimiento uso una simple esponja de baño que realiza una ligerísima exfoliación, pero que me permite usarla diariamente y que tengo incorporada a mi rutina diaria. Para zonas más complicadas como pies y manos, suelo hacerme un exfoliante natural una vez a la semana o cada 15 días.